lunes, 7 de septiembre de 2015

Pruebas de revestimientos para el domo




Después de un agosto jodido, ha llegado un septiembre de renacimiento de nuestras propias cenizas. 

Hay que arreglar el domo y para ello el primer paso era hacer unas pruebas de distintos acabados en él para ver que es lo que más nos convence.





Hemos tenido aquí a nuestra amiga y nueva arquitecta técnica María Sevilla y además de conocernos mejor y certificar lo que ya sabíamos - que en filosofía de vida y en tontunas somos seres compatibles - hemos estado trabajando en las pruebas de lo que serán los nuevos revestimientos de nuestro maltrecho domo.
Queda pendiente hacer un post de sobre esta mujer que salió de la nada inesperadamente y que nos tiene encantaiscas de la vida. 

Ella traía su idea de lo que cree podría ser un "buen apaño" por las experiencias que ha tenido en otros trabajos en exteriores en domos de superadobe, pero además hemos hecho pruebas también con las recetas mágicas de Quique Salgado de Domoterra y de Bárbara de Adobando la tierra, que de una forma muy bonita y humana se han puesto en contacto con nosotras para brindarnos sus conocimientos, adquiridos durante muchos años trabajando con domos.

Muchas gracias a Quique y a Bárbara, ha sido un placer poder contar vosotros, sin esperarlo, en un momento tan delicado como este, pero sobre todo gracias María, por estar ahí querernos y cuidarnos como lo haces.


Hemos hecho pruebas con distintas dosis de cal, distintas granulometrías en los áridos y en un par de semanas veremos cual de ellas es la ganadora para ponerle "piel" al grandullón.


De momento estamos esperando a que llegue la tierra con la que reponer la capa de regularización que está completamente suelta y sin fraguar. Como por problemas técnicos no podemos retirar el saco, estamos clavando en ellos unos clavos freestyle, hechos con ramitas de madera de la poda de nuestra morera, para garantizar el agarre de la capa de regularización de tierra con paja. 

En el proceso de llevar a cabo las pruebas ya hemos sacado alguna conclusión por trabajabilidad, pero será dentro de 15 días cuando tomemos una decisión sobre que morteros de cal usar para rehabilitar al "mostruo".
Gracias María Sevilla, por poner a nuestro servicio tus saberes, por ser tan afín y por traer a esta casa siempre un saco de buena onda y otro de soluciones. 

4 comentarios:

Unknown dijo...

Hola guerreras !

Me alegra saber que estais ya en la labor de protejer el domo y buscar una solucion para lograr impermeabilizarlo.
Debajo de la bolsa la superficie tiene cohesion ? es decir, la tierra compactada y estabilizada con cal sigue fuerte y firme ?

te lo comento por que en mi casa observe lo siguiente: los muros de tierra estabilizada con cal tienen un comportamiento muy peculiar (no solo su higroscopia natural) tambien por que a eso se suma una dilatacion y una contraccion muy pecualiares que afectaban al revoco muchisimo.
Tardamos en comprender (tras unas pruebas en laboratorio) que la tierra no estaba bien estabilizada y tenia tambien muchos limos que afectaban mucho su comportamiento.
Creo por eso que es muy importante que sepais como trabaja ese muro interior y que en cierto modo tambien afecta al revoco exterior.

Interesante los clavos como anclaje. Teneis buenos amigos que os dan consejos basados en la experiencia, algo vital ahora que empezareis este arduo trabajo , me alegra saber que comparten su conocimiento con vosotras.

Algo que me parecio muy complejo al reparar revocos de cal es que no cazan nada bien con antiguos revocos de cal ....siempre tienden a separarse.

Asi que si debeis "pelar" todo el domo de nuevo es un trabajo enorme y vale la pena estar muy muy seguros que este "remedio"o arreglo del revoco exterior va a ser fiable a largo plazo (por mas que hay que hacerle mantenimiento cada año)para no hacer doble trabajo en balde.

En mi humilde opinion sigo creyendo que ningun revoco de cal, ni con las excelentes cales que si hay en el mercado en españa) es capaz de soportar las lluvias fuertes sobre siendo la unica cubierta de un domo donde sus muros pueden "moverse" o alterar su volumen.

Sigo con interes vuestros pasos , os mando un abrazo fuerte y mucho fuerza en esa labor.

Lucía Moreno Velo dijo...

Suerte y pa'alante.
Besos,
Lucía

Juan Navarro dijo...

Ole esas hormiguitas trabajadoras! poquito a poco van saliendo las cosas, claro que sí....
Para daros ánimos os adjunto una cita muy interesante que siempre me ayuda a continuar en los momentos malos y que seguro que vosotras mejor que nadie sabréis entender:

.."Hasta que uno se compromete con su visión, hay vacilación, la posibilidad de echarse atrás, inefectividad permanente. En lo que respecta a todos los actos de iniciativa y creación, hay una verdad elemental, cuya ignorancia mata incontables ideas y planes espléndidos: en el momento en el que uno se compromete, la providencia también lo hace. Ocurren entonces todo tipo de cosas positivas, que de otra manera nunca hubieran ocurrido. De la decisión nacen una serie de hechos, que ponen a favor de uno incidentes fortuitos y asistencia material que ningún hombre podría haber soñado con obtener. Sea cual fuere tu sueño, comiénzalo. La audacia tiene genio, poder y magia" .....

Sir Edmund Hillary- La primera persona en llegar a la cima del Himalaya y volver con vida.

Supercalifragi dijo...

Muchas gracias por todos los ánimos. Maravillosa esa cita, me toca la fibra.
En cuanto a las preguntas del primer comentario, no, la tierra de los sacos no está dura, es el gran problema de nuestra construcción. Son los sacos lo que la mantienen en su sitio, tenemos varias entradas que hablan de los problemas de estabilización del domo, es por eso que queremos ponerle una costra más dura que proteja el saco y garantice la durabilidad de los churros y como en el plastico es dificil la adherencia de la tierra hemos inventado la solución de los palitos.

de nuevo gracias por el apoyo a los tres. un beso